Galicia Mágica, un viaje solsticial iniciático en 2010

Salí de Soria el sábado 19 de junio de 2010 y retorné a casa siete días después. Tres mil kilómetros recorridos en una semana. Me alojé cerca de la ermita de la Lanzada, en Soutullo (Noalla)- Sanxenxo, en los Apartamentos Playa Mayor, que recomiendo sin dudarlo.

ErmitadelaLanzada01La ermita de la Lanzada me llegó al alma y sobre ella escribiré en futuros libros digitales.

LaLanzadaGaliciaMagica1 Gaviotas y más gaviotas en las costas gallegas ví por todos los sitios que estuve.. Muchas, pero todas reflejo, en mi alma, de la única, la primigenia, la que sabiamente supo describir Richard Bach en su novela Juan Salvador Gaviota, que es, junto con Sidhartha de Hermann Hesse, el libro que más he regalado (quitando los míos propios, claro). ¡Y qué música supo ponerle Neil Diamond a Jonathan Livingston Seagull ! ¡Y con que sobriedad y rigurosidad lo plasmaron luego en cine!    

La música y voz de Neil Diamond resonaron en mi interior una y otra vez. Y cuando, en el último día de estancia, me despedí de mi ermitiña de La Lanzada, con las gaviotas sobrevolándola, no pude por menos que canturrear Lonely Looking Sky.. y las lágrimas acudieron a mis ojos… Entonando una canción de Juan Salvador Gaviota me despedí de ella en la tarde del viernes, 25. ¿Qué Buscador no se ha identificado, de un modo u otro, con Juan Salvador Gaviota..? ¿Qué Peregrino del Alba no ha visto en sus páginas parte de su propia historia iniciática..?

Gaviota en La Lanzada
Gaviota en La Lanzada

En el día del solsticio de verano, lunes 21, estuve ante la catedral de Santiago en Compostela.

Permanecí en Muxia durante la mediodía de este solsticio de verano de 2010, yendo de piedra en piedra.

Muxia,-Angel-AlmazanCerca de Muxía vi las portadas de la iglesia del viejo convento de Moraime.

De Muxía a Finisterre hay peregrinos que prolongan su , y lógicamente, allí me planté, en el “Fin del Mundo”, en la tarde solsticial estival de este año del Xacobeo 2010.

Finisterre, final del Camino de Santiago Esotérico
Finisterre, final del Camino de Santiago Esotérico

También vi  ese mismo día solsticial ponerse el sol, así como en otros días más ,con la ermita de La Lanzada por medio en varios crepúsculos. Preferí estar en tal momento en La Lanzada y no en Finisterre.

Ermita de La Lanzada
Ermita de La Lanzada

Fotografié el pedrón jacobeo de Padrón y el santuario pétreo de Santiaguiño del Monte el día 22 de junio.

Y ese mismo 22 de junio gocé al máximo contemplando las inscripciones y figuras de las lápidas de la necrópolis de Noalla y su cementerio, y la portada este de San Martiño.

Lauda sepulcral jacobea en NoyaAl día siguiente, miércoles 23, anduve entre las cabañas céltico-castreñas del monte de Santa Tecla.

AngelAlmazanSantaTecla1Y estuve ante la portada occidental de la catedral de Tuy, y pasee por sus naves y claustro.

El jueves, día de San Juan, gocé con el gótico de Betanzos: iglesia de Santiago de Betanzos, iglesia de Santa María de Azogue de Betanzos, e iglesia de San Francisco de Betanzos.

Y estuve andando en el Paseo de los Menhires de La Coruña, con la Torre de Hércules al fondo.

CoruñaPaseoMenhires1 Y rematé la jornada asistiendo a la última misa de la tarde, en ese día de San Juan, en la catedral de Santiago de Compostela.

Igualmente estuve también en otras poblaciones, cual turista común… y concluí mi peregrinaje en el monasterio de la Oseira el sábado, día 26 de junio, extasiándome en la Sala de las Palmeras de Oseira.

Recorrí la escuchando cada día, en el coche, diversas versiones de My Sweet Lord, de George Harrison, tanto cantada por él como por otros cantantes. No me canso de escucharla cada semana varias veces. Y mi viaje iniciático por Galicia no hubiera sido el mismo sin esta canción. Es mi mantra musical, como he señalado en mi libro Y la vida sigue…  Y de todas las versiones me quedo con dos. La suya propia, en el extraordinario Concierto para Bangla Desh, con Eric Clapton en ese punteo tan único… Y la versión, en el Concierto Tributo a George Harrison tras su fallecimiento, en el que Eric Clapton reemplaza a George en ese rasgueo de guitarra y Billy Preston a los teclados y voz.

Y es que el final del Camino de Santiago es la muerte del ego y la inmersión consciente en el Sí-Mismo, en My Sweet Lord, Mi dulce Señor..

Un mes después, en Tajueco, prácticamente concluí un libro sobre el final del Camino de Santiago en tierras gallegas, que seguramente publicaré en este año de 2013. Y en Tajueco plasmé sobre la pared mi testimonio conchero de este viaje.

Jacobeo 2010 en Tajueco

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *