Reencuentro griálico con el destino, 40 años después

El 10 de agosto nos reencontraremos 35 antiguos alumnos que hace 40 años cursábamos cuarto curso en el Seminario Diocesano de El Burgo de Osma.

Campilla del Seminario Menor donde escuché misa diaria y rosario diario durante cuatro cursos.
Capilla del Seminario Menor donde escuché misa diaria y rosario diario durante tres cursos, y el cuarto en otra capilla.

La inmensa mayoría no nos hemos vuelto a ver en estas cuatro décadas,  y ahora, gracias a una iniciativa de J.A. Caamaño, nos veremos nuevamente, recordaremos algunas experiencias de aquella etapa de nuestra vida que nos reunió en el Seminario burgense entre los 11 y 14 años, charlaremos sobre el presente y nos desearemos suerte para el futuro. Y todo ello teniendo como epicentro un moderado banquete. Seminario-del-Burgo-de-Osma,-1Seminario-del-Burgo-de-Osma-3He escrito varios posts sobre el Seminario, mi estancia allí durante cuatro años y algunas reflexiones sobre todo ello y acerca de este reencuentro que, cuando menos para mí, lo es con un destino que nos reunió en el Seminario entre los 11 y los 14 años. Ochenta eramos en el primer curso y sesenta en cuarto.., pero finalmente sólo dos se ordenaron como sacerdotes.

La convocatoria de esta reunión nos ha pillado a todos por sorpresa y, como bien saben los psicólogos, ha removido en nuestro psiquismo complejos emocionales diversos originados durante aquella estancia adolescente seminarista que, para muchos, no nos trae buenos recuerdos. A un buen número de ex-compañeros, estos removidos complejos emocionales les han provocado “urticaria psíquica” y han rehuído de plano este reencuentro, otros aún queriendo no podrán asistir por cuestiones profesionales o familiares… Y el resto, los que compartiremos ágape, por diversos motivos hemos decidido acudir a este guiño del destino.

Llevo unos días pensando en escribir un post acerca de cómo esos cuatro años en el Seminario influyeron en mi búsqueda -fuera del - de conocimientos religiosos y espirituales durante la juventud y vida adulta. Y cierto es que, “al salir rebotado” y con un fuerte sentimiento anticlerical, me adentré en la búsqueda de “la Verdad” en sitios distintos a los predicados por la Iglesia Católica, llenando mi alforja de libros con muchos investigadores y temas (historia comparada de las religiones incluida). Pero este artículo tendré que dejarlo para otra ocasión puesto que esta mañana me he dado cuenta de que el 10 de agosto es el día litúrgico dedicado a San Lorenzo y, como aprendí del gran psicólogogo Jung y del maestro sufí andalusí  Ibn al Arabi que las “cosas que nos acontecen” hay que interpretarlas también simbólicamente, me he sentido movido a  escribir lo que sigue…

El

CustodiosGrialUno de los temas arquetípicos sobre el que he ido escribiendo durante años y hablado en entrevistas, siendo uno de ellos el Grial, sobre el que escribí en diversos momentos de mi vida.

– “En torno al Grial: Corpus Christi, Sagrado Corazón y sanjuanes” (Soria Semanal, 12-junio-1993).

– “La enigmática ermita de San Baudelio”  (Diario de Soria, 1-septiembre-1995).

– Libro Los códices templarios de río Lobos. Los custodios del Grial (Sotabur, primera edición de 1997, y próximamente en eBook en Amazon).

–  Capítulo XVI del libro Codex Templi, titulado “Los templarios y la búsqueda del Santo Grial”  (ed. Aguilar, 2005, pp.483-508).

Pues bien, esta mañana he mirado el calendario y he visto -asombrado- que el 10 de agosto es el día de San Lorenzo, diácono y mártir. Este santo, nacido en  Loreto (Huesca), y fallecido en el año 258, fue objeto de una serie de leyendas, entre las cuales sobresale la de haber custodiado el presunto cáliz de la Última Cena de Cristo, cáliz que a ruegos suyos fue traído desde Italia a España por sus padres y que, tras una serie de peripecias y estancias en diversos enclaves  (como el monasterio de San Juan de la Peña), se identifica con el que se guarda en la catedral de Valencia desde 1437. Así que San Lorenzo y el grial cristiano se encuentran estrechamente vinculados en España.

San-Juan-de-la-Peña-y-el-Grial
Claustro de San Juan de la Peña

Bueno.. pues en mi “ecuación personal” he de señalar que la mili me tocó vivirla en Valencia y que pasé buenos momentos bebiendo horchata en la plaza de la catedral valenciana.

Monasterio de San Lorenzo del Escorial

Uno de los edificios más señeros de la arquitectura hispánica es el monasterio de San Lorenzo del Escorial que intentó expresar, a su modo, diversas ideas conceptuales que se tenían sobre el Templo de Salomón (tan importante para la masonería y la Orden del Temple, como se sabe). Sus dos arquitectos, los dos Juanes (el de Toledo y Herrera), estaban impregnados de conocimientos herméticos (léase por ejemplo el libro “Arquitectura y magia“, de René Taylor, o “La boca del infierno. Claves ocultas del Escorial” de Juan Ignacio Cuesta ).

San-Lorenzo-del-Escorial,-planoPues bien…, como se sabe el monasterio fue mandado construir por Felipe II, con la advocación a San Lorenzo, por la victoria española en la Batalla de San Quintín el 10 de agosto de 1557. Y resulta que, en mi “ecuación personal”, el nombre de mi padre es Quintín, y que hace ya unos años comencé a documentarme para escribir una novela iniciática -de la que escribí un capítulo- en la que el monasterio de El Escorial iba a formar parte de un capítulo…  Así que, tras esta serie de coincidencias y “asociaciones personales” derivadas de la convocatoria del reeencuentro con compañeros ex-seminaristas el próximo 10 de agosto, creo que “el destino” me está indicando que debería retomar esta novela, en la que el Grial también tiene su hueco…

Y por cierto que, sobre El Escorial, el internauta interesado puede leer dos artículos que escribí en su día:

La Corte hermetista de Felipe II y El Escorial

Enigmas esotéricos de El Escorial

Misa de San Lorenzo

Al parecer, previo al ágape del reencuentro de ex-seminaristas del 10 de agosto, habrá una misa a la que acudirán algunos. Misa diaria tuve en el Seminario durante cuatro cursos que, a una media de 250 misas por año suman un total de mil misas… por lo que irónicamente más de una vez comentaba  en el pasado que hasta mis tatatatataranietos están dispensados de ella mi descendencia biológica.

No fue hasta mi etapa como estudiante universitario cuando me reconcilié con las misas católicas y ello se lo debo a Carl Gustav Jung, y más específicamente a uno de sus ensayos magistrales: “El de la transformación en la misa” (Psicología y simbólica del arquetipo). Y hace pocos años encontré nuevos significados leyendo el artículo “Consideraciones sobre la misa” (Introduction à l’ésotérisme chrétien) de Henri Stéphane, y el libro “La cena y el cordero. La Misa, el cielo en la tierra” de Scott Hahn.

Henry Stephane comienza su ensayo con este párrafo: “La misa, que es el acto central de la liturgia cristiana, puede ser considerada bajo múltiples aspectos. Puede decirse en primer lugar que es el cumplimiento ritual o sacramental del misterio de la Iglesia, y que por ello mismo se vincula con el ‘mysterium magnum’, con el’ mysterium fidei’ y con el ‘mysterium caritatis’. También puede decirse que abarca toda la Revelación judeo-cristiana, desde el sacrificio de Abel hasta la inmolación del Cordero -es decir, la Liturgia celestial tal como es descrita en la visión apocalíptica-, pasando por los sacrificios de Melkisedek y de Abraham, para culminar en el sacrificio de Cristo -el servidor de YHVH- y extenderse después en la Iglesia, que es el Cuerpo místico de Cristo, la verdadera tierra de Israel, el ‘pueblo de Dios’, la asamblea de los Santos (Ecclesia), la auténtica Jerusalén, la Esposa sagrada, la Ciudad Santa del Apocalipsis, la Esposa del ‘Cántico’, la Virgen Esposa y Madre, la Mujer eterna. Así considerada, la Iglesia es el ‘sacramento’ de las Bodas místicas del Cordero y la Esposa (cf. Efesios, V, 21-24 y 32, Apoc., XXI, 2; XXII, 5). La misa es entonces esencialmente un misterio de unión, el matrimonio espiritual entre el Esposo y la Esposa. Añadamos inmediatamente que, si bien la misa presenta un aspecto ‘individual’, en el sentido en que el alma de cada fiel debe realizar la unión mística con el Verbo divino, es todavía más importante no olvidar su aspecto ‘colectivo’, donde precisamente debe ‘desaparecer’ la individualidad, que encuentra así su verdadero cumplimiento, gracias a la transformación o a la ‘transfiguración’ que efectivamente realiza la unión con el Verbo divino por mediación de la Iglesia”.

La lectura del Evangelio en la misa de San Lorenzo realza esta “extinción de la individualidad”, este “sacrificio del ego ante el Sí-Mismo Griálico” (simbolizado en el cristianismo por Cristo). Y así leo yo, actualmente, a Juan 12, 24-26: ” En aquel tiempo dijo el Gurú Jesús a sus discípulos: En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo después de echado en tierra no muere, queda infecundo; pero si muere, produce mucho fruto. Así el que ama desordenadamente el alma sensorial-ególatra, la perderá; mas el que aborrece o mortifica su  alma-ego en este mundo de vigilia, la conserva sin ego para la vida trascendental donde no hay tiempo ni espacio. El que me sirve, sígame pues soy su Gurú; que donde Yo Soy, allí será Yo Soy el que me sirva; y a quien Me sirviere, le honrará mi Padre, Brahman Nirguna, lo Absoluto”.

Para concluir este post señalaré que tanto en el introito como en el ofertorio de la misa de San Lorenzo, la Gloria de Dios (a la cual servían los templarios esotéricos), es ensalzada y visionada cual nueva Arca de la Alianza Griálica: “La Gloria y el esplendor le circundan: la santidad y magnificencia brillan en su santuario”. Y el Salmo del Introito proclama: “Entonad al Señor un cántico nuevo; las regiones todas de la tierra canten al Señor. Gloria al Padre”.

Y quien tenga oídos… que oiga.

Gloria-en-El-Escorial
Cima del fresco “La Gloria” o “Visión del Paraíso” de la bóveda del coro alto de El Escorial, de Luquetto.

Post Data: Tras el encuentro del 10 de agosto puse en marcha el blog Ágora Simposio dirigido fundamentalmente a los 33 ex-compañeros y los restantes que no acudieron, pero abierto al público en general.

Comparte y disfruta

    12 Replies to “Reencuentro griálico con el destino, 40 años después”

    1. Pues aclarada mi duda. Preguntaba por el programa de actos porque tenía la intriga si se había pensado en empezar, seguro que alguno empieza antes con mistela, con una misa, más que nada porque suele ser tradición un acto litúrgico en cualquier evento que tiene cierto aire festivo-familiar. Ni me preocupa; si la hay y llego a tiempo iré. Supongo que esto no encarecerá el día. Y si no la hubiera o no llego pues no voy.

      Aclarada esta duda, me queda por resolver lo de las copas, y siendo más explícito, ¿Donde? ¿Cuántas? ¿Cuándo? Y no quiero preguntar por las compañías.

      Me estoy mosqueando en el blog de J. A. por los anónimos, pienso que debe ir cortando, pero bueno, tiene algo positivo.

      Estoy pensando en crear un foro…, pero tampoco tengo ningún interés.

      Me largo que tengo trabajo a las 11.

    2. Ignoro, Sixto, el programa de actos… Sólo sé que Caamaño me dijo que había una misa y le dije que conmigo no contara para eso… Ni tampoco para el bebercio…pues no bebo, no fumo ni tomo café… así que…

    3. Bueno, pues sí, tenía esa curiosidad, pero sin ningún interés, era una simple curiosidad, vamos, que si la hay no me parece un exceso, y si no tampoco me parecería un defecto.

      En mi pueblo la última celebración folklorica hace un par de meses, con misa incluida, me cuentan que fue la puesta de largo, 15 años, de una hija de unos inmigrantes sudamericanos que ni siquiera viven en el pueblo, regentan el “pub” pero viven en Almazán.

      Bueno, el caso es que yo no sabía de ese tipo de celebraciones dentro de la iglesia católica, y en el plan que está este papa…, vamos que me parece normal lo de la misa, además supongo que el cura nos saldrá “de gratis”. ¡Anímate, hombre! A lo mejor nos expiden un certificado de esos que te liberan seis o siete años de purgatorio.

    4. Y los otros mensajes de esta tarde ¿Donde están? Ya no me acuerdo lo que decía, supongo que poniendo a parir a los anónimos.

      Osea que no vas a misa, ni fumas, ni bebes, y “café” dices que tampoco. A ver si te tenemos que curar a ti también. ¡Qué vida!

    5. Tengo que cuidar los niveles de ácido úrico, Sixto… y el café es que no me gusta… excepto en descafeinado y con esos sobres suaves quue imitan el capuchino…

    6. La misa, como he señalado en mi post, es para mí una representación ritual de diversos misterios del Cristianismo que enlazan con los llamados Misterios de la Antigüedad, como los de Eleusis, Mitra… Así mismo es una escenificación dramática de lo más esencial del Cristianismo que, igualmente se entrelaza en mi psiquismo con símbolos arquetípicos de diversas culturas-civilizaciones (lo sé gracias a Jung y a Mircea Eliade, primordialmente)… Pero no propicio el acudir a misas… No las necesito… pero cuando tengo que compartir marcados momentos felices y tristes (desde bodas a fallecimientos) de amigos y familiares, lógicamente acudo y participo en lo que puedo y debo…

    7. Ya sabes Angel que hay algunas parcelas de la vida de las que es mejor no discutir, vamos, ni comentar: religión, política y sexo; y si las mezclas el resultado es una bomba de relojería constante. Sobran ejemplos en la humanidad pasada, presente y futura.

      En algún caso te debías haber cortado un poquito. Bueno, que de lo que estábamos hablando es de la misa, a ver, que para mí no deja de ser una pincelada folklórica de la jornada, y que si la hay iré si llego. No le des importancia.

      Tengo un amigo del pueblo de mi mujer, de 80 años que no sé si sigue vivo, que cuando habla de los curas siempre me dice: “Tú nunca dices nada de los curas” Y yo le contesto:”¡Y qué te voy a decir si sé como son!”

    8. Sixto: que la misa, para mí, es un ritual lleno de Significados múltiples… La veo super necesaria para millones de personas… Es un rito tan pletórico de simbolismos arquetípicos vitales para el inconsciente y para la consciencia que por ello ha perdurado siglos y siglos… Y podría escribir un libro sobre ello… Otra cosa es que yo me siento ajeno al contexto cristiano-católico que he conocido y conozco… Y sobre los curas… ¡Si yo te contara…! Como periodista he tenido acceso a informaciones que ¡mejor callar!….

      Y como periodista, pues estoy acostumbrado a escribir de cosas que la inmensa mayoría de las personas no se atreve a dar a conocer públicamente..: Si a ello sumas que soy escritor -intimista, en algunas obras, para más “inri”- pues entonces queda explicado que “no tenga pelos en la lengua” sobre muchas cuestiones…. Y si a ambas cosas añades mi inclinación hacia la metafísica advaita.. pues entonces queda del todo explicado por qué escribo como escribo…
      Salud…

    9. Te debería responder, pero me llaman para cenar. A veces, casi siempre, te pones tan profundo que no veo el fondo.

      ¿Advaita, qué es advaita? Aclaramelo tú que me da pereza buscar, además seguro que lo que yo encuentre no es el significado que tú le das.

    10. Veo la vida como un gran caleidoscopio mental que propicia conceptualizaciones que se asientan como creencias firmes en cada individuo… Desprenderse de todo ello está en el camino advaita… Demasiado complejo (aunque es muy sencillo, en el fondo), para poder explicarlo, Sixto, en un comentario de blog… En cuanto a verme “profundo” sin “razón de ser”, qué le vamos a hacer… ¡es mi naturaleza debido a todo lo vivido, leído, meditado..:! Es tan natural para mí como respirar… Un abrazo…

    11. Esto se va estrechando, ¡Qué no quepo! Ya he cenanado, que no debía, y antes de mirar por qué se me gasta el saldo del movil sin hacer llamadas he visto la respuesta. Ya dije hace muchos días que soy más materialista. Qué suerte la tuya que no te rompe la cabeza la/s hipoteca/s, que no sabes si tienes trabajo pasadomañana,… Ya nos vemos pronto. Otro abrazo.

    12. Ya he mirado, en Wikipedia, ese rollo de la doctrina advaita. Marear la perdiz, le llamo yo a eso. He llegado al primer punto y aparte.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *