Lo visionario griálico en EL FUEGO INVISIBLE de Javier Sierra y la Imaginación Creadora -I-

La novela ganadora del Premio Planeta de este año es “El fuego invisible“, el último thriller de Javier Sierra, cuya sinopsis editorial es la siguiente: “David Salas, un prometedor lingüista del Trinity Collage de Dublín, se encuentra, después de aterrizar en Madrid para pasar sus vacaciones, con Victoria Goodman, una vieja amiga de sus abuelos y con su joven ayudante, una misteriosa historiadora del arte. Ese hecho trastocará sus planes y lo empujará a una sorprendente carrera por averiguar qué ha sucedido con una de los alumnos de la escuela de literatura que regenta lady Goodman. Para su sorpresa, la clave parece esconderse en el mito del y su vinculación con España. Remotas iglesias románicas de los Pirineos, colecciones de arte en Barcelona, libros antiguos y extraños códigos en piedra se alinean en una trama llena de intriga que nos hará pensar sobre el origen de toda inspiración, literatura y arte verdaderos”.

Y así lo resume el propio autor:

Fuentes inspiradoras de El fuego invisible

Como soriano no puedo por menos que resaltar el “humus sorianista” de la génesis inspiradora de “El fuego invisible”. Lo cuenta el propio Javier Sierra: “La culpa la tuvo uno de los Encuentros Eleusinos que Fernando Sánchez-Dragó organiza, de tarde en tarde, en sus dominios sorianos de Castilfrío de la Sierra. Aquel 21 de junio el rey de los escritores heterodoxos quiso celebrar el solsticio de verano invitando a unos cuantos amigos a debatir sobre el Santo Grial… Ese verano, el de 2014, hacía meses que trabajaba en una novela en la que pretendía explorar el extraño mundo de la inspiración. Acababa de leer del tirón uno de los libros más extraños de Valle-Inclán, “La lámpara maravillosa“, una suerte de breviario espiritual en el que el inventor del esperpento admitía haber desarrollado una suerte de «visión secreta», casi mística, que a veces iluminaba su alma cuando escribía. Lo único que yo anhelaba entonces era alcanzar esa visión y responder la muy filosófica pregunta de cuál es el origen de las grandes ideas”.

Y fue la conferencia dada por Victoria Cirlot sobre la primera novela griálica, la de Chrétien de Troyes, y su trasfondo visionario, y las conversaciones que mantuvo con ella, la que prendió en Javier Sierra la “chispa” que se transformó en “fuego inspirador”  para relatar sus reflexiones sobre la fuente de la inspiración y el origen literario del ciclo griálico, y por eso ha querido honrarla Javier llamando Victoria Gooodman a la visionaria escritora y buscadora del Grial- Pero escuchemos a Victoria Cirlot y el coloquio que se dió en Castilfío de la Sierra el 21 de junio de 2014.

Esta charla, en cierto modo, fue un “entremés” de lo que sería su libro “Grial. Poética y mito (siglos XII-XV)” que poco después le publicaría Siruela que, sin duda, Javier Sierra ha leído y mirado con especial interés. Ahora bien, sobre el factor visionario-inspirador en el Arte, y por lo tanto en la literatura, Victoria Cirlot ya había publicado otra obra anteriormente, La visión abierta. Del mito del Grial al surrealismo (también en Siruela, año 2010), que me había subyugado y me había llevado a escribir dos artículos ( y la reseña editorial del libro: VISIÓN ABIERTA DEL GRIAL Y EL SURREALISMO – Victoria Cirlot).

El Grial visionario eucarístico  – 12 de febrero de 2011
Accesos al Mundus Imaginalis en el Medievo y Surrealismo

La novela de Javier Sierra es un thriller que va a ser un best-seller y, por lo tanto, no es un ana obra escrita para eruditos o especialistas sino para el gran público, pero en diversas páginas nos va indicando investigaciones y obras de autores diversos, comenzando por Li contes del graal (Chrétien de Troyes) y continuando con Victoria Cirlot y otro de los ponentes de ese Encuentro Eleusino dragoniano-soriano: Antonio Piñero (pág. 263). Tales investigaciones han servido, así mismo, de fuentes de consulta y de inspiración para “El fuego invisible”: Sobre la naturaleza (Parménides de Elea),  Crátilo (Platón), El forastero misterioso (Mark Twain), La Lámpara maravillosa (J. R. Valle Inclán), Parsifal (Wagner),  El Santo Cáliz de la Catedral de Valencia (Antonio Beltrán),  El Santo Grial en Aragón (Dámaso Sangorrín Diest), Por qué creo en la inmortalidad, (Oliver Lodge),  Parsifal (Francesc Viñas i Dordal), Romanesque Mural Painting  (Otto Demus y Mas Hirmer)… Otros autores citados son: Yeats, Liam Mac Uistin, Unamuno…

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *